Les dejo un relato que me encontré por ahí, pero lo mejoré y adapté para nosotros…


Una vez junté a 5 de mis amigos que invité a ver la mejenga, antes le había dicho a mi esposa que se vistiera “bonita” pues ella sabe que me gusta que la admiren y me dijo que sólo íbamos a ver el fut a lo que le dije que también me gustaría que la vieran a ella y que discretamente mostrara sus encantos.

Entonces me dijo ya se lo que me voy a poner, a ver si te gusta – y cuando llegaron mis amigos ella salió con una minifalda que si se inclinaba un poco casi se le veía el nacimiento de sus nalgotas y como le gusta exhibirse y sentirse deseada así lo hacía; mis amigos me decían en doble sentido que estaba muy bueno el partido y yo les dije que podían disfrutarlo a su gusto dirigiendo la vista a mi esposa y como que medio entendieron contestándome que les gustaría verlo completo y más si tu señora nos acompaña mejor.

Le dije a Mary que se sentara a acompañarnos a ver la tele y ella coqueta dijo que “bueno los acompaño si me invitan algo de tomar e inmediatamente le ofrecí una birra (yo no tomo pero ella sí) la empezó a tomar saboreándola y diciendo que sentía algo de calor y se quitó el sueter que andaba, dejando ver mas el bulto de sus tetas, yo le dije que se pusiera más cómoda y uno de mis amigos en broma comentó que hacía mucho calor que “¿por qué no se quitaba algo mas?” y que se queda sorprendido cuando me esposa le contestó “si me ayudas lo hago con gusto”, mi amigo me dice “¿de verdad puedo? – ella lo esta pidiendo, pues ayudenle y que se empieza a armar el ambiente parándose dos de ellos a ayudarle a desabotonar su blusa y los demás aplaudiendo – lo que mande son órdenes y le dije a mi esposa ponte de pie a ver que tanto te quitan y pronto que entre todos la empiezan a desvestir dejándola solo en brasier y su diminuta tanga, le dije así: “acompañanos y tráete más birras”, cuando fue por ellas todos se la comían con la mirada al ver como se movían sus nalgas al caminar a la cocina.

Ellos me dijeron que estaba muy buena y les dije que podían disfrutar lo que quisieran.   Cuando regresó se pararon todos y la roderaron empezando a acariciarla y viendome me preguntó que si no tenia algún problema y le dije que como ella quisiera – ¿me dejas? – con la cara le dije que sí y entonces les empezo a sobarles la verga por encima del pantalón y de ahí en adelante ya se imaginarán todo lo que sucedió…. después de sobarles la verga por encima del pantalón se las empezó a sacar a cada uno de ellos ya que estaban alrededor de ella y me preguntó que si podia hacer todo lo que quisiera, y yo asintí de nuevo y que ellos podían hecerle todo lo que quisieran también, ella empezó a mamárselas a cada uno, cada vez que metía una verga en su boca me miraba a los ojos y me hacía una cara de perra que me pone durísimo los maes me decían que rica esta tu mujer y que rico mama la verga… y también coje muy rico les dije, sigan dándole todo lo que ella quiera, la acercaron a un mueble y la empinaron para para meterle la verga todos y cada uno según les iba tocando, le dije mi esposa que parara bien esas nalgas para que las disfruten mejor y asi se la cojieron uno a uno varias veces, sus gemidos me exitaban más y más, terminaron todos bien cansados o mejor dicho los dejo bien cansados se quedaron viendo como me la culeaba yo al último sintiendo la leche que le quedaba – ¿te gustó lo que viste? – ¿te gustó como me cogieron? A ver cuando los traes de nuevo.

¿Que opinas? ¿Tienes algún relato que quieras compartir?  Déjanos tu comentarios abajo….


Dejar una Respuesta


INGRESA EN TU CUENTA CREAR UNA CUENTA NUEVA

Tu privacidad es importante para nosotros y nunca venderemos o comerciaremos con tu información.

 
×

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir