Les sigo compartiendo historias…. ¿quién se identifica?


 

Conocimos a Orlando en un intercambio de parejas, el cual me chupo el culo tan divinamente como ningún otro lo hizo, motivo por el cual mi calentura fue total y me llevo a pedirle a mi marido que lo traía a casa…..

El hijo!!!!!! De puta de mi marido desde un primer me conoce tanto, que sabe cuándo me gusta y me calienta mucho alguna situación, alguna cosita morbosa, o algún machito, porque según él con solo mirarme se da cuenta, porque el brillo de mis ojitos cambian completamente, y por como muevo los labios, la boca, y levanto el culo le hace saber que estoy caliente, por esto se “abuso” hablándome, comentándome tanto de Oscar, de lo pijudo, calentón, cogedor que era, y de lo caliente que estaba conmigo su amigo diciéndole tantas cositas chanchitas de mí, especialmente de mi culo, porque también se enloquecía con mis tetas, que en esos años las tenía enormes, y paradas como dos piñatas de cumpleaños.

De la misma manera que me hablo de Orlando después de la noche en casa de Ricardo y Silvia que vio como este veteranito me enloqueció mamándome el culo, lo que hizo que mi locura fuese total y que a los días estuviese pidiéndole yo misma que lo traiga a Orlando en casa, y fue divinamente morboso como me prepare para recibir al viejito en casa, porque poniéndome la ropita con la que iba a esperarlo imaginando la cara de Orlando al verme así tan nena putita me calentura fue impresionante, y como las dos primera noches no pudo traerlo mi marido al entrar y verme tan nenita puta se puso como loco y se aprovechó de mi calentura para cogerme enloquecido diciéndome que así como estaba vestida lo iba a volver loco a Orlando, que este no iba a parar de mamarme y cogerme por el culo, y que le encantaba que fuese tan putita, tan puta con el veteranito, y también con Oscar, y como con este aun no pasaba nada me iba preguntando si de la misma manera lo iba a recibir a su amigo, que le encantaría que lo reciba así tan nenita puta, y fue cuando enloquecida de calentura me saco un- si…si papito…si tanto te gusta lo voy a recibir asi papito…!!!!!!!!!!

Y caminando de un lado al otro levantando y moviendo el culo descaradamente le fui diciendo- asi…asi te gustaría que lo espere y lo haga pasar a Oscar papito….asi…asi de putita te gustaría verme con tu amigo mi amor…pero si tu amigo me ve asi me va a querer coger ahí mismo mi amor…lo vas a dejar que me coja papito…vas a dejar que tu amigo me manosee y me coja toda mi amor…como te gusta ser cornudo papito….te gusta mucho ser cornudo mi amor….por ahí te doy ese regalito papito de hacerte bien cornudo con tu amigo mi amor…!!!!!!!! y viéndolo tan pero tan loco a mi marido con lo que le iba diciendo me hacía imaginar la locura de Oscar viéndome asi de puta, como la de Orlando, quien fue el primero en verme asi tan nenita puta, y se puso loco, re loco de calentura, tanto que apenas lo hice pasar y al saludarme me mando la mano por debajo de la pollerita y empezó a manosearme el culo hermosamente, es una forma de decir que me mando la mano por debajo de la pollerita porque esta era tan cortita que sus manos fueron directamente a mi culo, y agarrándome fuerte de los cachetes me fue manoseando enloquecido lo que me gusto y me calentó tanto que me metí entre sus brazos frotándole mis tetas en su pecho, dándole besos de lengua y levantándole el orto enloquecidamente.

Lo que hizo que la desesperación y la calentura de Orlando fuera impresionante, y que si fuese por él me cogia ahí mismo, porque además de manosearme el culo empezó a meterme los dedos en la concha y también a frotarme el clítoris divinamente lo que me llevo a meterle mi lengua bien hasta el fondo de su garganta haciéndole sentir lo caliente que estaba y entregarme toda, toda, y no sé cómo pude controlarme y en un momento pedirle a Orlando que fuéramos al comedor que nos estaba esperando mi marido, y me encanto que mientras íbamos por el pasillo el siguiera manoseándome el culo y diciéndome cositas muy chanchitas, y mucho más loca me puso que me siguiera manoseando el culo, la concha cada vez que me acercaba a su lado a darle un mate sin importarle que mi marido estuviese mirando, todo esto era divinamente morboso, y me calentaba muchísimo que no privara de hacer lo que tenía ganas delante de mi marido quien miraba embobado de calentura como el viejito se aprovecha manoseándome, y como yo me quedaba quietita o levantándole más el orto dejando que me manosee a su antojo, hasta que tantos manoseos pudo más y deje el mate sobre la mesa para dedicarme al viejito, quien totalmente enloquecido fue metiéndome los dedos en la concha y haciéndome apoyar las manos contra la mesa se puso detrás abriéndome las piernitas para ir mamándome el culo divinamente, metiéndome su lengua bien hasta el fondo, succionando con sus labios mi orificio lo que me hizo delirar de placer, de calentura, y que yo misma apoyando mis tetas en la mesa le fuera levantando más el culo y abriendo los cachetes para que me lo chupe más, mucho más como lo hizo el viejito enloquecido de calentura mientras iba diciendo- que buen orto tiene esta nena…que orto divino tiene la nena…que pedazo de orto tiene la nena puta…como le regala el orto a papi la nena puta….la nena se come todo lo que papi le ponga…todo, todo se come la nena… que nena puta como le gusta que le rompan el culo!!!!!!!!!!

-party

 

Y muchas otras cositas más que me volvían loca, loca totalmente de calentura mientras Orlando iba metiéndome en la concha un enorme consolador frotándome el clítoris y mamándome divinamente el culo y me llevaba a que le entregue el culo como loca, gimiendo, gritando, y siendo muy pero muy boca sucia le iba mostrando a Orlando lo puta calentona que era por su culpa, y que en esos momentos no me importaba nada, que si me hacía coger con un burro, me dejaba porque el consolador con el que me estaba cogiendo era enorme, y se perdía todo dentro de mi concha, y prometiéndome que me lo iba hacer comer todo por el culo, que no se iba a ir de casa sin hacerme comer todo ese consolador por el culo, y fue lo que hizo, porque en un momento dejo de mamarme el culo saco el consolador de mi concha y me hizo dar vuelta y apoyando el enorme consolador en la silla me fue haciéndome sentar despacito, muy despacito porque quería disfrutar como me entraba todo el enorme consolador en el culo, mientras jugaba con boca, su lengua, sus dedos en mi concha y en mi clítoris, lo que hizo que no tuviera control alguno, porque totalmente enloquecida empecé a subir y bajar cada vez más locamente comiéndome semejante consolador con el culo, y mucho más al ir escuchándolo decirme. Falta…falta putita….falta para que entre todo puta….todo te lo vas a comer puta….todo…todo puta…solita te va a romper bien el culo puta….sabes puta solita te vas a romper bien el orto puta!!!!!!!!!

Hasta que en un momento mamándome, y mordiéndome las tetas, y frotándome con la yema de sus dedos mi clítoris me fue pidiendo que me siente, hasta que me hizo sentar de golpe, y que todo semejante consolador se perdiera completamente dentro de mi culo y tuve la acabada más infernal de mi vida, porque explote, no aguante más y gritando, gimiendo enloquecida fui dándole leche, toda mi leche, porque acabe una, dos, tres, y me perdí totalmente en tiempo y espacio, motivo por el cual perdí la cuenta de las veces que acabe, solo se por boca de mi marido que mi locura fue total, y que con el culo me devore semejante consolador, y me tome toda la leche de Orlando con la boca, porque viéndome tan putona Orlando me puso la pija en la boca y se la succione enloquecida hasta que descargo toda su leche dentro de mi boca, como ves esta es solo algunas de las cositas que hice con Orlando, besitos


INGRESA EN TU CUENTA CREAR UNA CUENTA NUEVA

Tu privacidad es importante para nosotros y nunca venderemos o comerciaremos con tu información.

 
×

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir